sábado, 10 de febrero de 2018

Mariquita Sánchez de Thompson, nuestra primera luchadora por los derechos de las mujeres - por Federico Andahazi

María Josepha Petrona de Todos los Santos Sánchez de Velasco y Trillo, más conocida como Mariquita Sánchez de Thompson (Buenos Aires, 1 de noviembre de 1786 – 23 de octubre de 1868) fue una patriota argentina, cuya tertulia convocó los principales personajes de su tiempo. Es ampliamente recordada en la tradición histórica argentina porque la Marcha Patriótica (actual Himno Nacional Argentino) fue cantada por primera vez en su casa, el 14 de mayo de 1813.

“En 1804 Mariquita inició el primer juicio de disenso para pelear por sus derechos. Fue un proceso durísimo”...
"Vale la pena recordar a mujeres valientes, e inteligentes que encabezaron luchas ejemplares que dejaron un mundo mejor que el que recibieron, para todas las mujeres, y también para los hombres. Una mujer como Mariquita Sánchez de Thompson que fue la primera feminista argentina cuando la palabra feminista no existía y esta tierra no era aún la Argentina. Vamos a la historia":

Cecilio Sánchez de Velazco, padre de Mariquita Sánchez, resolvió que su hija de catorce años, se casara con Diego del Arco. Era el candidato ideal: español, veinte años mayor que ella y con una sólida posición social. Como Mariquita era la única heredera de la fortuna familiar, su futuro marido debía ser un buen administrador.
Diego del Arco, un militar que había llegado al Virreinato del Río de la Plata con la expedición de Cevallos, solía exhibir sus títulos de fundador. Sin embargo, Don Cecilio no vio qué se traía entre manos este personaje. En realidad, este Diego del Arco era un homónimo del auténtico colonizador. El falso prócer era un jugador compulsivo y un profesional de la seducción. Ya había despojado de su fortuna a varias prometidas.
Pero nada logró conmover a Mariquita que encontró aborrecible a su futuro esposo. Ella, en realidad, estaba perdidamente enamorada de su primo segundo, Martín Thompson.
Martín tenía unos melancólicos ojos turquesa y un aire aniñado que contrastaba con su lúcida locuacidad. Era un apasionado de la lectura y de las nuevas ideas. Pero el verdadero interés de Martín estaba puesto en Mariquita.
Las familias tradicionales de la época veían con buenos ojos que los novios pertenecieran al mismo núcleo.
Sin embargo, el padre de Mariquita se opuso: no estaba dispuesto a renunciar a Diego del Arco, y aprovechando su amistad con el virrey Del Pino, hizo que Martín Thompson fuese enviado a Montevideo para, así, disponer la boda con el falso fundador.
Mientras la costurera intentaba que se probara el vestido, la novia se encerró en su cuarto dispuesta a no volver a salir mientras insistieran con ese casamiento. Ni aun bajo apercibimiento de un delegado oficial salió Mariquita, entonces el padre tiró la puerta abajo y recluyó a su hija en un convento. Por si acaso los enamorados planearan una fuga, Martín fue enviado a España.
La reclusión de Mariquita sólo finalizó con la muerte de su padre. Pero la madre se mantuvo fiel a la voluntad del finado. Ante la nueva situación, Martín Thompson quiso volver a Buenos Aires pero no obtuvo el permiso. A esta altura de los acontecimientos Mariquita, a causa de su rebeldía, había cobrado una inesperada fama. En pleno fervor independentista el pueblo tomó parte por la pareja de enamorados. Con apenas catorce años, Mariquita no sólo defendía sus propios derechos: las mujeres se veían reflejadas en el destino de aquella niña. ¿Quién podía oponerse a los dictados del amor por sobre las conveniencias económicas? Resultaba conmovedor verla combatir contra todos los poderes del clero y del Estado sólo, y nada menos, por amor.
En 1804 Mariquita inició el primer juicio de disenso para pelear por sus derechos. Fue un proceso durísimo. Los argumentos que presentó la madre de Mariquita fueron humillantes no sólo para con Martín, sino, principalmente, para con su propia hija.
La pareja tuvo un inesperado aliado: el obispo de la diócesis de Buenos Aires, quien dijo: «El matrimonio empieza por amor, por amor continúa y por amor acaba. Todos los bienes vienen por amor, o son frutos del amor».
Este alegato fue determinante y contribuyó a crear un clima propicio para las justas pretensiones de Mariquita y Martín. Pero aún faltaba la opinión más importante: la del virrey de Sobremonte. El olfato político le hizo ver que la causa de los jóvenes novios se había convertido en una proclama popular, entonces decidió revertir la posición de su antecesor, el virrey Del Pino, y ponerse del lado de la pareja. Por fin, el 20 de julio de 1804, el proceso concluía con una sentencia favorable a los novios.
El 29 de junio de 1805, Mariquita Sánchez y Martín Thompson se casaron en la iglesia de la Merced. Y la novela tuvo un final feliz: los testigos de la boda resultaron ser Felipe Trillo y… Magdalena Trillo, la mismísima madre de la novia que tanto se había opuesto al matrimonio.

Federico Andahazi:
Psicólogo, Escritor, columnista del programa de radio: "Le doy mi palabra"

Peceto al curry

Ingredientes:
Peceto 1
◾aceite 50 cc
◾manteca 50 g
◾sal
◾pimienta
◾vino blanco 250 cc
◾manzana verde 1
◾curry 1 cucharada
◾crema de leche 200 cc

Preparación: Limpiar el peceto, quitar la grasa excedente. Atarlo con hilo para que mantenga la forma redonda.
 Dorarlo con el aceite y la manteca.
 Salpimentar a gusto y añadir el vino.
 Sumar la manzana cortada en pequeños cubos y el curry.

 Tapar y cocinar una hora o hasta que esté a punto.
 Agregar la crema de leche y cocer 10´ minutos más.
 Cortar el peceto en rodajas finas y servir con su salsa.

Fuente: http://www.recetasteresita.com.ar/

Como dos extraños - Ciriaco Ortiz y Ubaldo de Lío

Grabaciones inéditas 1965
https://youtu.be/UftWrqbIpow

viernes, 9 de febrero de 2018

Comienza en La Rioja la Fiesta de la Chaya 2018

El Gobierno riojano realiza los últimos trabajos para poner a punto el predio del Autódromo local, donde se realizará la Fiesta de la Chaya 2018 desde el 8 al 12 de febrero, con artistas como Abel Pintos, El Chaqueño Palavecino y Soledad Pastorutti, entre otros.

El autódromo albergará por sexto año consecutivo a esta fiesta tradicional y La Chaya 2018 contará con la presencia de destacados artistas provinciales y nacionales.
La grilla de artistas nacionales estará integrada de la siguiente manera:
jueves 8: Sergio Galleguillo, Los Tekis y el Trío San Javier;
viernes 9: Los Nocheros y Los Auténticos Decadentes;
sábado 10: Abel Pintos y Los Manseros Santiagueños, y
domingo 11: el Chaqueño Palavecino y Soledad Pastorutti.
El lunes 12, será el final de la fiesta con la noche de cuarteto cordobés para los jóvenes con El Loco Amato y el Rey Pelusa, y tendrá su cierre con la especial actuación de Sergio Galleguillo.

Las entradas se venden en el Banco Rioja en la capital provincial y vía internet en www.chaya2018.com.ar

"Los Heraldos Negros" - César Vallejo

Hay golpes en la vida, tan fuertes... Yo no sé.
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... Yo no sé.

Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma,
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre... Pobre... pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como un charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes ... Yo no sé!

martes, 30 de enero de 2018

AUTOBIOGRAFÍA

Dos o tres personas me escribieron en diferentes ocasiones diciéndome que si yo publicaba mi autobiografía tal vez la leerían cuando sus ocupaciones se lo permitieran. En vista de este interés frenético, creo que debo acceder a las demandas del público.
Aquí está, entonces, mi autobiografía:
Soy de ascendencia ilustre, mi familia tiene una trayectoria de una antigüedad incalculable. El primero de los Twain que recuerda la historia no fue un Twain, sino un amigo de la familia, apellidado Higgins. Esto ocurría en el siglo XI, y nuestros antepasados vivían entonces en Aberdeen, condado de Cork, Inglaterra. Hasta hoy no hemos podido averiguar la causa misteriosa de que nuestra familia llevara el nombre materno de Twain, en vez del paterno de Higgins.
Tenemos ciertas razones domésticas muy poderosas para no haber continuado con la investigación de ese enigma histórico. En algunos casos, los Twain adoptaron algunos alias, y siempre lo hicieron para evitar trastornos enojosos con funcionarios y policías. Pero, volviendo al asunto Higgins, si mis lectores tienen una curiosidad muy intensa, dense por satisfechos con saber que el misterio se redujo a un incidente vago y romántico. ¿Qué familia antigua y de linaje no conserva el perfume de esas sombras poéticas sobre su paternidad y filiación?
Al primero, siguió Arturo Twain, cuyo nombre fue famoso en las crónicas de las encrucijadas inglesas.
Arturo tendría treinta años cuando se dirigió a una de las playas más aristocráticas de Inglaterra, llamada vulgarmente presidio de Newgate, y muchas personas presenciaron su repentina muerte en ese lugar de recreo.
Su descendiente, Augusto Twain, estaba de moda allá por el año 1160.
Este Twain era un humorista extraordinario. Tenía en su poder un viejo sable del mejor acero conocido en estos tiempos. Augusto Twain afilaba muy bien la brillante hoja de su sable y se ubicaba en un lugar conveniente del bosque a saludar a los caminantes. A medida que pasaban, Augusto los ensartaba con su sable sólo por el placer de ver cómo saltaban, porque como ya dije, era muy original en sus diversiones.
Parece que por la perfección artística de su obra, llamó la atención pública más allá de lo conveniente. Algunas autoridades que estaban en el tema y habían tenido conocimiento de los rasgos humorísticos de Augusto, lo espiaron por la noche y se apropiaron de su persona en el preciso momento en que llevaba adelante una de sus bromas. Los representantes de esas autoridades recibieron la orden de separar la extremidad superior de Augusto, y llevarla a un lugar elevado en Temple Bar. Todo el vecindario se congregaba diariamente para ver aquella parte de la persona de Augusto Twain, que nunca antes había ocupado un lugar tan destacado.
Durante los doscientos años que siguieron, es decir, hasta el siglo XIV, la familia fue enaltecida por las proezas de muchos héroes, a los que les tocó en suerte - de otro modo habrían muerto en la oscuridad -, seguir el camino victorioso de los ejércitos, cubriendo siempre la retirada y ser los primeros en abrir la marcha cuando se daba la orden de regresar a los cuarteles después de la batalla. Se engañaba Froissart al asegurar que el árbol genealógico de nuestra familia sólo tenía dos ramas en ángulo recto con el tronco, y que se distinguía de otros árboles en que daba frutos durante todo el año. Esa es una calumnia y una tontería del viejo cronista.
Llegamos al siglo XV. En esa época floreció Twain el Hermoso, también llamado el Letrado o El de la Pluma de Oro. Tenía una habilidad insuperable para imitar la letra y la firma de todos los mercaderes de aquel país. La gente caía muerta de risa al ver cómo sacaba ganancia de ese don en el que alcanzó una completa perfección. No se podía pedir más.
Desgraciadamente, parece que, a causa de una de esas firmas, mi antepasado se comprometió a servir de picapedrero en una carretera durante un largo período de años, y que la rudeza del trabajo le echó a perder la mano para una obra delicada como era la de su práctica caligráfica.
De vez en cuando, dejaba el penoso trabajo de la carretera, pero poco tiempo después volvía a engancharse por algunos años, y así estuvo, con breves interrupciones, cerca de medio siglo, mejorando las vías de comunicación y empeorando sus ya debilitadas facultades para el manejo de la pluma.
Todo tiene compensaciones. Tal era la satisfacción de los capataces de la carretera, que en los últimos años mi glorioso antepasado no se alejaba más de una semana del lugar de sus tareas, y los representantes de la autoridad lo convencían muy fácilmente para que volviese al servicio público.
Así murió, honrado y llorado por todos. Perteneció a la Orden de la Cadena. Llevaba siempre el cabello muy corto, y demostraba un gusto especial por la ropa de tela con rayas. Casi nunca usaba otra, y el Gobierno se la proporcionaba gratuitamente. He dicho que la patria lloró la muerte de mi antepasado, sin duda a causa de sus servicios; pero más que nada por la periodicidad que adquirió en el trabajo de las carreteras.
Pasados ciertos años, nuestra familia se engrandeció con el glorioso nombre de Juan Morgan Twain. Vino a los Estados Unidos en compañía de Colón, aunque como simple pasajero de su carabela.
Parece que mi antecesor era un hombre de temperamento amargo. Durante la travesía no dejó de quejarse al patrón del buque, por la mala comida, y amenazaba con quedarse en la playa si no mejoraba el servicio. Insistía sobre todo en que se le diera sábalo fresco, aunque no hay en los mares de América. Andaba siempre en cubierta, con las manos en los bolsillos del pantalón, y cuando pasaba junto a don Cristóbal, se reía groseramente en su cara. Decía mil horrores contra él en los grupos de pasajeros y tripulantes. Entre otras cosas, aseguraba que Colón no tenía la menor idea sobre América, y que había emprendido el camino a ciegas, puesto que aquel era su primer viaje al Nuevo Mundo. Cuando uno de los marineros gritó: “Tierra” todos se conmovieron. Sólo él permaneció indiferente. Contempló la mancha gris con un vidrio ahumado, - que, según ciertos cronistas era un pedazo de botella -, y exclamó con desdén: “No hay tierra. ¡Que me cuelguen si lo que vemos no es una balsa de indios americanos!”.
Al embarcarse, no traía más que un envoltorio de periódico, en el que había un pañuelo, una media de lana, una de algodón, un camisón y no sé qué otro objeto.
Cada pieza tenía iniciales diferentes. Sin embargo, durante el viaje inventó la novela de su baúl y no cesaba de hablar de su baúl.
Todos los pasajeros juntos desaparecían y quedaban anulados cuando se presentaba mi antepasado en la cubierta. Si el buque hundía la proa, mi bisabuelo llamaba a los marineros para que llevaran su baúl a popa y se colocaba en el lugar conveniente con el fin de ver lo que estaba sucediendo. Si se sumergía la popa, al instante mi célebre antepasado buscaba a Colón para sugerirle la maniobra indicada, y ofrecía su baúl.
¿Quieren saber qué contenía ese baúl? Les responderé en pocas palabras que mi antepasado era un hombre extraordinario. Consulten el Diario de Colón, y verán lo que dice el Almirante de las Indias. No acusa a mi antepasado. No hace una indicación que, aunque disimuladamente, sugiera la idea de una conducta incorrecta. Colón se limita a afirmar que aquel periódico y aquellos pares de medias se convirtieron durante el viaje en un gran cargamento. Ya no se hablaba de un baúl, sino de los baúles del Sr. Twain. Eran tantos, que no entraban en la bodega, y estaban sobre cubierta. Los marineros no podían hacer la maniobra ni oír las órdenes, por la acumulación de los objetos que formaban la propiedad exclusiva e indiscutible de mi bisabuelo.
Al desembarcar, mi antepasado entregó a los cargadores de América cuatro grandes baúles y cuatro cestas de mimbre, dos de ellas eran las que contenían el champán con que fue celebrado el descubrimiento. Mi antepasado volvió a bordo y le reclamó a Colón, exigiéndole que detuviera a los otros pasajeros, ya que sospechaba que le habían robado. Hubo un alboroto en la carabela, y Morgan Twain fue echado de cabeza al agua.
Todos se asomaron a la borda para ver su agonía; pero, a pesar de que permanecieron largo rato con los ojos clavados en la superficie del mar, no aparecieron ni las burbujas indicadoras de la muerte del célebre viajero. El interés crecía de momento a momento, en presencia de aquel acontecimiento tan extraordinario.
En esto se observó que la carabela iba a merced de las olas porque el cable del ancla de proa flotaba sobre el agua. La desesperación fue general y profunda. Si se consultan los papeles de Colón, se encontrará esta curiosa nota: “Descubriese que el pasajero inglés se había apoderado del ancla, e vendióla por cierto oro e otras cosas de la tierra s los dichos salvajes, e decíales que era un amuleto”.
Sin embargo, sería imposible negar los buenos instintos de mi antepasado. Él fue el primero que trabajó por la disciplina y superación de los habitantes de América, pues construyó una gran cárcel y puso enfrente una horca. Aunque la crónica de donde sacamos estas noticias deja en blanco muchos hechos de mi ilustre antepasado, cuenta que un día, al ir a ver el funcionamiento de la horca, por un accidente voluntario de parte de los indígenas, Twain quedó colgado de ella. A él le corresponde, por lo tanto, el honor de haber sido el primer blanco que mecieron las brisas americanas, con el cuello amarrado al extremo inferior de una cuerda europea. La cuerda, al parecer, le causó lesiones en el cuello, y el primer Twain de América falleció a los pocos instantes de colgado.
Dije que Morgan Twain fue mi bisabuelo; pero debe entenderse esto en sentido figurado. Uno de los descendientes de aquel malogrado precursor, floreció en mil seiscientos y tantos. Se le conocía en muchos países con el nombre de Almirante. La historia lo menciona y le atribuye otros títulos de los que hablaremos en su oportunidad. Comandaba embarcaciones muy rápidas. La velocidad era parte esencial para el negocio de las flotas de aquel antepasado. También se preocupaba mucho por llevarlas bien provistas y armadas con muchos cañones, carabinas y armas de abordaje.
Prestó grandes servicios para hacer más activo el comercio marítimo. En efecto, cuando mi antepasado llevaba cierto rumbo, los navíos que iban delante desplegaban todas sus velas para cruzar el Océano. Si alguna embarcación se atrasaba y por alguna de las tantas causas que mi antepasado no tenía bien en claro, quedaba cerca de las flotas del Almirante, este sufría un acceso de violencia y castigaba al buque que se había retrasado llevándolo con él. Al tranquilizarse, conservaba el navío, con su tripulación y cargamento, en espera de los armadores y de los destinatarios de la mercancía; pero estos hombres eran tan indolentes, que no iban a reclamar los bienes de su legítima propiedad, y mi antepasado tenía que apropiárselos para que no se perdieran. A veces los tripulantes de los navíos eran tan perezosos, que el Almirante les recetaba baños de mar, y los marineros que tomaban esos baños gustaban mucho de ellos. Pocas veces volvían a pisar la cubierta después de comenzar el higiénico chapuzón.
Un acontecimiento desgraciado cortó la carrera del Almirante. Su viuda creía que si en vez de la carrera de su esposo se hubiera cortado la cuerda de que se le suspendió, no habría muerto aquel hombre en plena madurez y en pleno triunfo. Estos le valieron que la historia le designase con el nombre de pirata.
Carlos Enrique Twain vivió a fines del siglo XVII. Era un misionero tan celoso en el cumplimiento de sus deberes, como grande por el poder que alcanzaron sus habilidades. Convirtió a 16.000 naturales de las islas del Pacífico. Tenía tal conocimiento de los textos sagrados, que convenció a aquellos infelices paganos de la insuficiencia de un callar de dientes de perro y unos anteojos para cubrir la desnudez del cuerpo durante las ceremonias del culto divino. Sus feligreses le querían tanto y tanto le apreciaron que, cuando murió, se chupaban los dedos y decían que aquel era el más delicioso de los misioneros. Hubieran querido otros como él para repetir el banquete fúnebre. Pero no todos los días nacen misioneros que dejen un sabor tan agradable en los paladares del trópico.
La segunda mitad del siglo XVIII tuvo por gloria y esplendor la vida del más intrépido de los Twain. Era nombrado entre sus compatriotas - los pieles rojas - con un nombre revelador: se lo llamaba el Gran Cazador de Ojo de Cerdo (Pagago- Pagagua-Puquequivi) y fue quien prestó sus servicios a Inglaterra contra el tirano Washington. Este guerrero indio, antepasado mío, fue el que disparó diecisiete veces contra el mencionado Washington, ocultándose en el tronco de un árbol. Es exacto, por lo tanto, el relato poético que hacen los libros escolares; pero estos engañan al público cuando afirman que después del disparo número diecisiete de su mosquetón, el guerrero dijo: “El Gran Espíritu reserva a este hombre para una importante misión”, y que ya no se atrevió a seguir disparando. Lo que dijo fue: “Yo no pierdo mi pólvora y mis balas. Ese hombre está borracho, y no puedo hacer blanco”. Tal es la verdad histórica. ¿No les parece que debemos preferir los relatos que nos recomienda el sentido común y que tienen el tono y el aroma de la posibilidad?
A mí me gustaban mucho las anécdotas de indios, en los libros escolares; pero no vamos a creer que por el simple hecho de errarle dos tiros a un blanco, todo indio va a creer que el soldado había escapado sano y salvo porque está predestinado por el Gran Espíritu para una misión futura. Y si alguien me dice que fueron diecisiete los disparos contra Washington, yo contestaré que en un siglo la historia convierte dos tiros en diecisiete y aun en diecisiete mil. Sería curioso que de todos los indios videntes, sólo acertase el de Washington, si no en los tiros, en la predicción. No habría suficientes libros para consignar predicciones que han hecho los indios y otras personas graduadas en la misma facultad; es decir, las predicciones que no se cumplieron.
Ahora, si tomamos las que se cumplieron, yo podría llevarlas a todas en los bolsillos de mi abrigo, y me sobrarían bolsillos. Debo advertir de paso, que muchos de mis antepasados fueron muy conocidos por sus apodos. Como la historia los ha hecho famosos, creo que no vale la pena extenderse en este punto de la vida terrenal de nuestra familia. ¿Quién no sabe que fueron miembros de ella el famoso pirata Kidd; Jack, el Destripador, y aquel incomparable Barón de Münchhausen, gloria de las letras? Tampoco mencionaré a los parientes lejanos, y hablando de ellos globalmente, diré solamente que se distinguieron de la rama principal en un rasgo curioso. Efectivamente, los Twain murieron colgados; los otros murieron en sus camas, de muerte natural, lamentados por los compañeros de presidio.
Yo aconsejo a todos los que escriban autobiografías que se detengan al borde de los tiempos modernos. Así, alcanza con una mención vaga y general del bisabuelo. De allí se salta al autobiografiado.
Siguiendo este consejo diré que yo nací completamente privado de dientes. En esto me superó Ricardo III; pero no nací con joroba, y en esto, le gané yo. Mis padres no fueron excesivamente pobres ni llamativamente honrados.
Al llegar a este punto, me invade un pensamiento. ¿Escribiré una autobiografía que parecería descolorida, comparada con la de mis antiguos antepasados? Es de personas sabias cambiar de opinión, y después de haberlo pensado bien, creo que mi vida no merecerá escribirse sino cuando me hayan llevado a la horca. ¡Qué feliz sería el público si las biografías de otros hombres se hubieran limitado a hablar de sus antepasados, aguardando el acontecimiento al que estoy haciendo mención!

Mark Twain

La estrategia mental para conseguir lo que quieras

La “Ley de atracción” y sus derivados hablan de imaginar algo que deseas con fuerza, de actuar como si lo hubieses conseguido, y en breve “el Universo” hará todo para que lo obtengas. Básicamente, lo que le da realidad a esta propuesta es anclar el pensamiento en un objetivo concreto, de manera que pones todos tus recursos en encontrar la manera de conseguirlo, aún cuando trabajas en pensamiento paralelo.
Lo dicho anteriormente no está mal, sin embargo, está incompleto. Por eso mucha gente se frustra cuando practica la “Ley de la atracción”, ya que no le funcionó. Cuando esto les sucede siguen buscando libros y seminarios sobre el tema para saber cómo hacerlo de manera correcta.

“Tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos. Ni tu padre, ni tu madre, ni tu amigo más querido, te pueden ayudar tanto como tu propia mente disciplinada.”
-Buda-

El valor de la estrategia mental
Como digo a continuación, no soy adepto a esta propuesta pero sí encontré un sentido que puede facilitarnos el camino hacia aquello que deseamos. La clave está en pensar más allá de lo que queremos conseguir y de cómo queremos hacerlo. Y en ese camino utilizar una correcta estrategia mental es esencial.

Estrategia mental
La mente humana es tremendamente compleja y muchas veces vienen a ella pensamientos que limitan la acción: “muy linda la propuesta, sí, pero creo que no lo voy a poder hacer”, “no creo que llegue a conseguir esto en este tiempo”, “estoy demasiado cansado para hacer esta tarea”. Son solo algunos ejemplos de pensamientos limitantes que llegan todo el tiempo a nuestra mente y nos frustran.
En estos casos nos olvidamos de algo sumamente importante con lo que todos contamos: la imaginación y la creatividad. Utilizando estos dos recursos podemos alcanzar lo que queramos o al menos imaginar la manera de hacerlo, como si de un proyecto se tratara e ir desarrollándolo.
Esa es probablemente la mejor parte, porque como dije en un artículo sobre la felicidad, lo importante no es el objetivo sino el camino que recorramos hacia él y cómo lo recorramos, para que podamos aprender cosas nuevas sobre nosotros y nuestros recursos.
El recorrido es la clave porque si el objetivo no se da hoy, al menos lo intentamos y aprendimos mucho para seguir intentándolo.

“La mente de un hombre es capaz de todo, porque todo está en ella, el pasado y el futuro.”
-Joseph Conrad-

Evitar pensamientos que limitan
Hemos señalado solo una primera forma de poner en práctica la estrategia mental. La segunda (se pueden invertir si se quiere) es, como dice el sabio de la película El guerrero pacífico, “sacar la basura”. A eso se refiere cuando llegan a la mente esos pensamientos limitantes y miedos, a veces infundados, que nos paralizan para llegar a eso que deseamos. Si reconocemos y nos enfrentamos a esos pensamientos, crecemos y los temores se irán empequeñeciendo hasta dejarnos libres para actuar.
La última clave es, como dije en otro artículo, es vivir todo el tiempo (o lo más que podamos) mirando el presente. Estando en el “aquí y ahora” nos va a ayudar a disfrutar de este tramo del recorrido y a quitarnos temores sobre lo que podría suceder en el siguiente tramo.
Esta es la estrategia mental que propongo, pero como digo siempre, cada uno sabrá adaptarla a sí mismo, a sus recursos y objetivos. Pero, lo importante básicamente, es eliminar esos pensamientos que limitan a nuestras capacidades.

“Las cadenas de la esclavitud solo atan las manos: es lamente la que hace al hombre libre o esclavo.”
-Franz Grillparzer-

Autor:  José Mariano Biaus
Fuente: https://lamenteesmaravillosa.com/profesional/jmbiaus/

Fiebre amarilla

Nota informativa
Datos y cifras
La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El término "amarilla" alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.
Los síntomas de la fiebre amarilla son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.
Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días.
El virus es endémico en las zonas tropicales de África y de América Central y Sudamérica.
Desde el lanzamiento de la Iniciativa contra la Fiebre Amarilla, en 2006, se han hecho importantes avances en la lucha contra la enfermedad en África Occidental, y se han vacunado más de 105 millones de personas en campañas de vacunación en masa. En África Occidental no se han notificado brotes de fiebre amarilla en 2015.
Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.
La fiebre amarilla puede prevenirse con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo. La vacuna ofrece una inmunidad efectiva al 99% de las personas vacunadas en un plazo de 30 días.
Un buen tratamiento de apoyo en el hospital aumenta la tasa de supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla.

Signos y síntomas
El periodo de incubación es de 3 a 6 días. Muchos casos son asintomáticos, pero cuando hay síntomas, los más frecuentes son fiebre, dolores musculares, sobre todo de espalda, cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. En la mayoría de los casos los síntomas desaparecen en 3 o 4 días.
Sin embargo, un pequeño porcentaje de pacientes entran a las 24 horas de la remisión inicial en una segunda fase, más tóxica. Vuelve la fiebre elevada y se ven afectados varios órganos, generalmente el hígado y los riñones. En esta fase son frecuentes la ictericia (color amarillento de la piel y los ojos, hecho que ha dado nombre a la enfermedad), el color oscuro de la orina y el dolor abdominal con vómitos. Puede haber hemorragias orales, nasales, oculares o gástricas. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 7 a 10.
El diagnóstico de la fiebre amarilla es difícil, sobre todo en las fases tempranas. En los casos más graves puede confundirse con el paludismo grave, la leptospirosis, las hepatitis víricas (especialmente las formas fulminantes), otras fiebres hemorrágicas, otras infecciones por flavivirus (por ejemplo, el dengue hemorrágico) y las intoxicaciones.
En las fases iniciales de la enfermedad a veces se puede detectar el virus en la sangre mediante la reacción en cadena de la polimerasa con retrotranscriptasa. En fases más avanzadas hay que recurrir a la detección de anticuerpos mediante pruebas de ELISA o de neutralización por reducción de placa.

Poblaciones en riesgo
Hay 47 países: de África (34) y América Central y Sudamérica (13) en los que la enfermedad es endémica en todo el país o en algunas regiones. Con un modelo basado en fuentes africanas de datos, se ha estimado que en 2013 hubo entre 84.000 y 170.000 casos graves y entre 29.000 y 60.000 muertes.
Ocasionalmente, quienes viajan a países donde la enfermedad es endémica pueden importarla a países donde no hay fiebre amarilla. Para evitar estos casos importados, muchos países exigen un certificado de vacunación antes de expedir visados, sobre todo cuando los viajeros proceden de zonas endémicas.
En los siglos XVII a XIX, la exportación de la fiebre amarilla a Norteamérica y Europa causó grandes brotes que trastornaron la economía y el desarrollo, y en algunos casos diezmaron la población.

Transmisión
El virus de la fiebre amarilla es un arbovirus del género Flavivirus transmitido por mosquitos de los géneros Aedes y Haemogogus . Las diferentes especies de mosquitos viven en distintos hábitats. Algunos se crían cerca de las viviendas (domésticos), otros en el bosque (salvajes), y algunos en ambos hábitats (semidomésticos).
Hay tres tipos de ciclos de transmisión:
1). Fiebre amarilla selvática: En las selvas tropicales lluviosas, los monos, que son el principal reservorio del virus, son picados por mosquitos salvajes que transmiten el virus a otros monos. Las personas que se encuentren en la selva pueden recibir picaduras de mosquitos infectados y contraer la enfermedad.
2). Fiebre amarilla intermedia: En este tipo de transmisión, los mosquitos semidomésticos (que se crían en la selva y cerca de las casas) infectan tanto a los monos como al hombre. El aumento de los contactos entre las personas y los mosquitos infectados aumenta la transmisión, y puede haber brotes simultáneamente en muchos pueblos distintos de una zona. Este es el tipo de brote más frecuente en África.
3). Fiebre amarilla urbana: Las grandes epidemias se producen cuando las personas infectadas introducen el virus en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.

Tratamiento
La instauración temprana de un buen tratamiento de apoyo en el hospital aumenta la tasa de supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla, pero el desenlace mejora con el tratamiento de la deshidratación, la insuficiencia hepática y renal y la fiebre. Las infecciones bacterianas asociadas pueden tratarse con antibióticos.

Prevención
1). Vacunación: La vacunación es la medida más importante para prevenir la fiebre amarilla. Para prevenir las epidemias en zonas de alto riesgo con baja cobertura vacunal es fundamental que los brotes se identifiquen y controlen rápidamente mediante la inmunización. Para prevenir la transmisión en regiones afectadas por brotes de fiebre amarilla es importante que se vacune a la mayoría de la población en riesgo (80% o más).
Para evitar brotes se utilizan varias estrategias de vacunación: inmunización sistemática de los lactantes; campañas de vacunación en masa para aumentar la cobertura en países en riesgo, y vacunación de quienes viajen a zonas donde la enfermedad es endémica.
La vacuna contra la fiebre amarilla es segura y asequible, y una sola dosis es suficiente para conferir protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo.
Se han descrito casos raros de efectos colaterales graves de la vacuna. Las tasas de eventos adversos graves tras la vacunación, cuando la vacuna produce alteraciones hepáticas, renales o del sistema nervioso, oscilan entre 0,4 y 0,8 por 100.000 personas vacunadas. El riesgo aumenta en los mayores de 60 años y en los pacientes con trastornos del timo o inmunodeprimidos por VIH/sida sintomático u otras causas. Antes de administrar la vacuna a mayores de 60 años hay que evaluar bien los beneficios y los riesgos.
Las personas habitualmente excluidas de la vacunación son:
los menores de 9 meses, excepto durante las epidemias, situación en la que también se deben vacunar los niños de 6-9 meses en zonas con alto riesgo de infección;
las embarazadas, excepto durante los brotes de fiebre amarilla, cuando el riesgo de infección es alto;
las personas con alergia grave a las proteínas del huevo, y
las personas con trastornos del timo o inmunodeficiencias graves debidas a infección sintomática por VIH/SIDA u otras causas.
De conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), los países tienen derecho a exigir a los viajeros que presenten un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla. En caso de que haya motivos médicos para no administrar la vacuna, dichos motivos deben ser certificados por la autoridad competente.
El RSI es un instrumento jurídicamente vinculante para detener la propagación de enfermedades infecciosas y otras amenazas para la salud. La exigencia del certificado de vacunación a los viajeros queda a discreción de los Estados Partes, y no todos los países lo exigen.
2). Control de los mosquitos: El riesgo de transmisión de la fiebre amarilla en zonas urbanas puede reducirse eliminando los posibles lugares de cría de mosquitos y aplicando larvicidas a los contenedores de agua y a otros lugares donde haya aguas estancadas. La fumigación de insecticidas para matar los mosquitos adultos durante las epidemias urbanas puede contribuir a reducir el número de mosquitos y, por consiguiente, las potenciales fuentes de transmisión de la fiebre amarilla.
Las campañas de control de los mosquitos han tenido éxito para eliminar Aedis aegypti, el vector de la fiebre amarilla urbana, en la mayor parte de América Central y Sudamérica. Sin embargo, el mosquito ha vuelto a colonizar zonas urbanas de la región, con la consiguiente reaparición del riesgo de fiebre amarilla urbana. Los programas de control de los mosquitos salvajes en las zonas boscosas no son prácticos para prevenir la trasmisión selvática de la enfermedad.

Alerta y respuesta ante epidemias
La detección rápida de la fiebre amarilla y la respuesta inmediata con campañas de vacunación de emergencia son esenciales para controlar los brotes. Sin embargo, la subnotificación es preocupante; se calcula que el verdadero número de casos es 10 a 250 veces mayor que el número de casos notificados en la actualidad.
La OMS recomienda que todos los países en riesgo dispongan al menos de un laboratorio nacional en el que se puedan realizar análisis de sangre básicos para detectar la fiebre amarilla. Un caso confirmado debe considerarse como brote en una población no vacunada, y debe ser investigado exhaustivamente en cualquier contexto, y en particular en zonas donde la mayoría de la población haya sido vacunada. Los equipos de investigación deben evaluar los brotes y responder a ellos con medidas de emergencia y con planes de inmunización a más largo plazo.

Fuente: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs100/es/

El gato y el algoritmo, profecías de la muerte

Había una vez un gato blanco y negro que podía predecir la muerte. Oscar se crió en uno de los pisos del geriátrico Steere House en Rhode Island.
"Cuando el gato olfateaba el aire, estiraba el cuello y se acurrucaba junto a un hombre o una mujer, era señal de una muerte inminente. El gato se acurrucó junto a cincuenta pacientes. Cada uno de ellos falleció al cabo de un corto tiempo", cuenta uno de los médicos.

Emulando a Oscar, un estudiante del Departamento de Ciencias Computacionales de Stanford, Anand Avati, le "enseñó" a un algoritmo a identificar a los pacientes con alta probabilidad de fallecer en los próximos meses. Avati introdujo los registros de 160.000 pacientes en la llamada "red neural profunda", un software capaz de imitar la forma en la que se organizan las neuronas. El algoritmo funcionó bien, con un 95% de aciertos. Pero Avati no pudo descubrir nada nuevo sobre el proceso de morir, porque ni un algoritmo ni un gato pueden explicarnos cómo hacen lo que hacen, por qué ven lo que ven. La muerte sigue siendo nuestra principal caja negra.

Fuente: Mariano Donadío
http://servicios.lanacion.com.ar/solo-texto

(Jorge L. Icardi, Reportero Internacional...)

sábado, 20 de enero de 2018

58º Festival Nacional de Folklore de Cosquín

20 al 28 de enero de 2018 en la Plaza Próspero Molina

Programación
SÁBADO 20
Bendición Cura párroco
Himno Nacional Argentino
Himno Apertura: Ballet Camin
Jairo y Baglietto
Opus Cuatro "50 años"
CheChelos (Revelación 2017)
Ganador PreCosquín - Solista vocal femenino: Ailen Sandoval
Riendas Libres: Peteco Carabajal - Homero Carabajal -Martina Ulrich
Abel Pintos
Entradas desde $390

Domingo 21
Himno Apertura: Ballet Camin
La Bruja Salguero (Consagración 2017)
Bruno Arias
Cuarteto Karé
Néstor Garnica
Ganador PreCosquín - Pareja de baile estilizada: Díaz-Giménez
Néstor Basurto
Postales de Provincia: Misiones
Homenaje a Félix Dardo Palorma (Algarroba.com – Labriegos – Los Chimeno)
Ganadores PreCosquín - Solista vocal masculino: Alejandro Farías
Orellana-Lucca
Horacio Banegas
Cacharpaya: Bruno Arias, La Bruja Salguero y otros.
Entradas desde $280

Lunes 22
Himno Apertura: Ballet Camin
Los 4 de Córdoba con el Negro Álvarez
María y Cosecha
Adrián Maggi
Por Siempre Tucu
Ganador PreCosquín - Solista Instrumental: Rodrigo Nahuel Minué
Postales de Provincia: La Rioja
Delegación de Japón
Homenaje a Horacio Guarany: Chaqueño Palavecino, Juanjo Domínguez, Sergio Galleguillo, La Bruja Salguero, Rony Vargas, Marian Farías Gómez, Enrique Llopis y otros.
Esta Noche Canta Salta (Las Voces de Orán y Diableros de Orán)
Sergio Galleguillo
Entradas desde $330

Martes 23
Himno Apertura: Ballet ganador de PreCosquín 2018
Luciano Pereyra
Ganador PreCosquín - Conjunto baile folklórico: Atamiski
Ganador PreCosquín - Tema inédito: Verde agua
Patricia Ratti
Postales de Provincia: Santiago del Estero
Nahuel Pennisi
Postales de Provincia: Jujuy
Regionario: Josho González, Gustavo Ecclesia y Ariel Arroyo.
Ceibo
Destino San Javier
Los Nocheros
Entradas desde $390

Miércoles 24
Himno Apertura: Compañía de Danzas Pucará (Revelación 2017)
Illapu
Paola Bernal
Pachi Herrera
Los Kjarkas
Milena Salamanca
Leandro Lovato
Compañía de Danzas Pucará (Revelación 2017)
Postales de Provincia: Salta
Postales de Provincia: Tierra del Fuego
Los Tekis
Entradas desde $330

Jueves 25
Himno Apertura: Ballet Folklórico Nacional
Emiliano Zerbini
Ganador PreCosquín - Solista malambo: Lucas Orkajo
Homenaje a Jorge Cafrune: Yamila Cafrune, Marité Berbel, Bruno Arias, Peteco Carabajal, Marina y Hugo Giménez, Joselo Schuap con Lucas Segovia, Doña Jovita, Pato Molina.
Postales de Provincia: Entre Ríos
Trío Castro-Azas-Ferreyra
El Chaqueño Palavecino
Ganador PreCosquín - Pareja de baile tradicional: Ramos - Echenique
Ganador PreCosquín - Grupo vocal: Las Voces de Aguiar
La Callejera
Entradas desde $330

Viernes 26
Himno Apertura: Ballet Folklórico Nacional
Lucio Rojas
Ballet Folklórico Nacional
Yoel Hernández
Postales de Provincia: Santa Fe
Ganador PreCosquín - Dúo Vocal: A la par dúo
Soledad
Ganador PreCosquín - Grupo instrumental: La Sacha Fuga
Emiliano Monti
Nahuel Lobos (Destacado Espectáculos Callejeros Cosquín 2017)
Ganador PreCosquín - Conjunto de Malambo: El viejo algarrobal
Jorge Rojas
Entradas desde $390

Sábado 27
Himno Apertura: Ballet Folklórico Nacional
Ramiro González
Mery Murúa
Ulkan Folil (Raíz que canta): Rubén Patagonia y Che Joven
Charo Bogarín
Ballet Argentina Baila
Postales de Provincia: Río Negro
José Luis Aguirre
Luciana Jury
El Vislumbre del Esteko
Duratierra
Hermano Hormiga: Raly Barrionuevo y Lisandro Aristimuño
Entradas desde $280

Domingo 28
Himno Apertura: Ballet Camin
Facundo Toro
Melania Pérez
Omar Moreno Palacios
Homenaje 100 años de Don Tránsito Cocomarola: Chango Spasiuk, Las Hermanas Vera, Los Núñez.
Entrega de premios
Postales de Provincia: San Luis
Cuti y Roberto Carabajal "30 años"
Postales de Provincia: San Juan
Los de Imaguaré "40 años"
Dúo Coplanacu
Los Carabajal
Entradas desde $280

Fuente: http://vos.lavoz.com.ar/

miércoles, 17 de enero de 2018

Jorge Rojas - De eso se trata

https://youtu.be/aCzmhzS10OQ

Tarta rápida de tomates cherry

Ingredientes
 1 Tapa para Pascualina Hojaldrada La Salteña
200 g de queso crema tipo Finlandia
200 g de queso crema Finlandia (sabor gruyere)
150 g de queso en hebras
2 huevos
Sal y pimienta
400 g de tomates cherry

Preparación
 1
Mezclar el queso tipo Finlandia con el queso Finlandia (sabor gruyere) con el queso en hebras y los huevos. Unir bien y salpimentar.

2
Tapizar con una Tapa para Pascualina La Salteña un molde desmontable de 22cm de diámetro previamente aceitado.

3
Colocar el relleno sobre la masa y esparcir por encima los tomates cherry cortados al medio.

4
Cocinar en un horno precalentado a temperatura media a fuerte (190°C) durante 35 minutos aproximadamente hasta que la tarta este cocida.

5
Retirar, desmoldar y servir.

TIP: Podés añadir al relleno albahaca picada.

Fuente: https://www.lasaltena.com.ar/receta/

El "golpe" de calor es literal - Por: Dr. Daniel López Rosetti

Estamos cursando una etapa con períodos de alta temperatura. En más de una oportunidad se han establecido las alertas meteorológicas del servicio meteorológico nacional en razón de las altas temperaturas. Lo que sucede, no es solamente un hecho de incomodidad o fastidio. Estamos hablando de condiciones ambientales que puedan determinar la aparición de síntomas, enfermedad y en casos extremos aún la muerte. Sobre todo en aquellas personas particularmente susceptibles, me refiero a los niños y a las personas de la tercera edad.

La verdad, es que uno puede recibir un golpe a través de cualquier objeto capaz de generarnos un trauma. El término golpe de calor, en realidad hace referencia a una circunstancia prácticamente igual. Ya que se trata del efecto que el calor intenso provoca en nuestra salud tal cual y a semejanza fuera un verdadero "golpe" pero en este caso el objeto que genera el daño son las altas temperaturas ambientales.
Se define como golpe de calor, a la condición clínica en la cual la persona ha perdido la capacidad física para mantener la temperatura corporal dentro de límites habituales, es decir que las condiciones ambientales han superado los mecanismos de regulación térmica de nuestro cuerpo.

Los síntomas
Para comenzar digamos, que un síntoma central en este cuadro clínico, es la hipertermia. El paciente presenta temperaturas que superan los 39 °C utilizando el termómetro en la axila. Es habitual encontrar cuadros con 40° de temperatura y a esta altura es necesario comentar que a los 41° comienza el proceso de muerte cerebral.
Los síntomas que pueden observarse en este cuadro clínico son además de la hipertermia los siguientes: delirio, alteración de la conciencia, agotamiento muscular, debilidad, desmayos, mareos, náuseas, vómitos, taquicardia, crisis epilépticas o convulsiones, alteraciones del comportamiento, cefaleas, sudoración excesiva y en etapa más avanzada cuando ya se ha perdido una cantidad muy importante de líquido corporal la piel se presentará seca.
Las condiciones ambientales que facilitan la presentación de este cuadro clínico son indudablemente y, como podemos imaginar, la alta temperatura a la que se agrega en términos generales un alto grado de humedad ambiental. El cuadro se condiciona a su vez por pérdida de líquido importante lo que conocemos como deshidratación.
Cabe señalar, que esta circunstancia es sin duda una emergencia médica. Es por ello que debemos estar muy atentos a los síntomas precoces, es decir aquellos primeros signos que puedan hacer sospechar un cuadro de golpe de calor.

El tratamiento
Vamos ahora a comentar cuál es el tratamiento que debe abordarse en forma inmediata y particularmente la prevención de este cuadro ya que resulta muy fácil su prevención y en cambio su tratamiento puede eventualmente complicarse.
Al momento de encontrar a la persona con un cuadro de fiebre importante que coexiste con uno o varios días de altas temperaturas debemos sospechar inmediatamente la posibilidad del diagnóstico de golpe de calor. Quiero decir que si bien los síntomas que antes comenté pueden presentarse en distintas enfermedades o cuadros clínicos diferentes resulta obvio y particularmente en aquellas poblaciones sensibles, tales como los niños y las personas de tercera edad, que la aparición súbita de un cuadro febril en un día de mucho calor en el cual a todos nos resulta difícil de transitar, nos debe hacer pensar inmediatamente en un posible golpe de calor. En tal situación debemos rápidamente colocar a la persona en un lugar fresco al tiempo que se llama a un servicio médico de emergencia o eventualmente se dispone a trasladar a la persona por medios propios.
Repito, estamos hablando de una verdadera emergencia médica que puede complicar las condiciones básicas de vida. En una situación así, lo que se debe hacer, ya estando en un lugar fresco, es sacar la ropa del paciente y colocar compresas frías particularmente en la cabeza, axilas e ingles. Es conveniente y sumamente útil colocar un ventilador directamente sobre el paciente, o la utilización de un ventilador de techo. La evaporación del líquido de las compresas por el aire que pasa como consecuencia de la acción de los ventiladores produce una rápida evaporación del líquido de la superficie de la piel enfriando rápidamente el cuerpo.
Si se va a trasladar al paciente debe recordarse que es menester realizarlo con ventanillas abiertas, más que con el hecho de utilización de aire acondicionado en el automóvil, ya que lo que más importa es la circulación de aire. Llegado al lugar de atención médica, los médicos tomarán medidas terapéuticas avanzadas.

Cómo prevenirlo
Dijimos anteriormente que íbamos a enfatizar los aspectos relacionados a la prevención. Los mismos son los siguientes: permanecer en lugares frescos, en la sombra, preferentemente con circulación de aire, buena hidratación , evitar comidas pesadas, evitar actividad física, aumentar el consumo de frutas y verduras, evitar el alcohol (ya que éste dificulta la regulación corporal de la temperatura), y evitar bebidas azucaradas y o calientes.

En nuestras columnas siempre hemos enfatizado la importancia de la prevención, tal vez en el verano y en los días en los cuales la temperatura es elevada, tomar los recaudos comentados resultan fáciles de realizar y sencillo de implementar, y aunque parezca mentira impiden la posibilidad de presentación de este cuadro clínico que podría resultar eventualmente severo.
Todas las recomendaciones que hemos mencionado resultan de interés. Pero quiero enfatizar particularmente la hidratación adecuada. Esto en términos generales significa tomar por lo menos 2 litros y medio de agua por día. Téngalo presente para su salud y la de quienes lo rodean.

FUENTE: lanacion.com.ar/sinbarreras

Whatsapp.....

"Querida:
La policía ha hallado un cuerpo quemado, con dentadura postiza, peluca, pechos caídos y culo deforme...
por favor, respondé este mensaje para saber que estás bien!!!"

jueves, 4 de enero de 2018

FESTIVAL NACIONAL DE DOMA Y FOLKLORE 2018

Conocé la grilla y las novedades de la 53º edición
El Festival de Doma y Folklore de Jesús María dio a conocer la 53º edición. Será del 4 al 15 de enero en el Anfiteatro José Hernández.
Así quedó conformada la grilla:

JUEVES 4. Jairo + Baglietto, Leo Dan, Los 4 De Córdoba, Leandro Lovato, Destino San Javier, Santiago Chumy.
Entrada Gral. $300 – Jubilados $200 – Menores Gratis.

VIERNES 5. Los Nocheros, Los Carabajal Presenta “Huellas”, Polo Román y Salta Trío, La Bruja Salguero, Marcelo Toledo, Carlos Ramon Fernandez, Vitae.
Entrada Gral. $360 – Jubilados $200 – Menores $150.

SÁBADO 6. Soledad, Palito Ortega, Cordoba Viva, Los Patricios, Los De Alberdi, 5 Sentidos, La Copla, Brisas Del Norte, Los De Cabrera, Chimenos, Media Luna.
Entrada Gral. $390 – Jubilados $200 – Menores $150.

DOMINGO 7. Luciano Pereyra, Orellana Lucca, Yamila Cafrune, Indios de Ahora, Coco Gómez, Milena Salamanca y Becho Riveiro: Tumpani.
Entrada Gral. $390 – Jubilados $200 – Menores $150.

LUNES 8. Los Tekis, Horacio Banegas, Izkierdos de La Cueva, Los Diableros Jujeños, Los Duarte, Kepianco, Mellizos Jujeños, Tunay.
Entrada Gral. $360 – Jubilados $200 – Menores $150.

MARTES 9. Sergio Galleguillo, Salta Canta En Jesus Maria (Canto 4 + Guitarreros), Pachecos, Las Cuatro Cuerdas, Bruna Montes junto al Negro Videla y La Banda de Policía de Córdoba, Los Legales con Wally, Diego Luna.
Entrada Gral. $360 – Jubilados $200 – Menores $150.

MIÉRCOLES 10. Los Huayra, La Callejera, Bruno Arias, Roxana Carabajal, Fabricio Rodriguez, Maite, La Clave.
Entrada Gral. $360 – Jubilados $200 – Menores $150.

JUEVES 11. Raly Barrionuevo, Dúo Coplanacu, Peteco Carabajal, Emiliano Zerbini, Carlos Cabral, Los Campedrinos, Dúo Postal.
Entrada Gral. $360 – Jubilados $200 – Menores $150.

VIERNES 12. Chaqueño Palavecino, Indio Rojas, Ceibo, Cabales, Los Pampa, Florencia Paz, Los Que Cantan.
Entrada Gral. $370 – Jubilados $200 – Menores $150.

SÁBADO 13. Jorge Rojas, Pancho Figueroa, Las Voces De Orán, Por Siempre Tucu, Los Tradicionales Cantores Del Alba, Carafea, La Zapada.
Entrada Gral. $390 – Jubilados $200 – Menores $150.

DOMINGO 14. Manseros Santiagueños, Martín Paz, Los Trajinantes, Andrés Clerc, Renzo Tapia, Rodrigo Pequeño.
Entrada Gral. $360 – Jubilados $200 – Menores $150.

LUNES 15. CNCO, Sebastian Yatra, Jimena Barón, La Barra, Damián Córdoba, Dj Fede Flores.
Entrada Gral. $350 – Menores $200

Al cierre de cada una de las 12 noches, hará un set el DJ Fede Flores.
Las heladeras portátiles pagarán $ 300 todas las noches

Actividades en el campo de la jineteada
Campeonato Nacional e Internacional de Jineteadas, Escuadra Centauro de la Policía de Córdoba.
Campeonato Jinetes de la Patria, Campeonato Nacional de Destrezas gauchas, Tropillas entabladas o entrevero de tropillas, desfile de carruajes antiguos, exhibición de caballos peruanos y emprendados, Escuadra ecuestre de Gendarmería Nacional, exhibición de Agrupaciones y Fortines Gauchos, entre otros.

Televisación:
El jueves 4 de enero comienza el festival de Doma y folklore serrano. Grandes artistas en el escenario para un espectáculo que podrá verse por la Televisión Pública Argentina.
La transmisión será desde las 22 horas hasta las 2 de la mañana. Se televisará del 4 al 14 de enero, la noche extra no será televisada.
La apertura comenzará a las 21 horas con el clarín y el show de láser, que reemplazará a los fuegos artificiales, informó el Presidente de la Comisión Organizadora, Nicolás Tottis.

Fuente: https://radiojesusmaria.com.ar/

domingo, 31 de diciembre de 2017

En las postrimerías del 2017...

Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos. Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son.
Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos. Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.
Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad. Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo. “Ser feliz es una decisión”, no nos olvidemos de eso.

Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas:
-a aprender a amar
-a dejar huella
-a ser felices
En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:
-Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento. El trabajo sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental. Ahora el significado del cansancio es visto como algo negativo de lo cual debemos deshacernos y no cómo el privilegio de estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de nosotros. A esta tierra vinimos a cansarnos,....... para dormir tenemos siglos después.

 -Valorar la libertad como una forma de vencerme a mi mismo y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.

-El tercer y último punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores. Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de los micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día. Querernos.
Crear calidez dentro de nuestras casas, hogares, y para eso tiene que haber olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida. Nuestras casas independientes de los recursos se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro. Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello.
La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia espiritual.
Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antiguos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias.
Si logramos trabajar en estos puntos y yo me comprometo a intentarlo, habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino que con la ACTITUD con la cual enfrentemos lo que nos toca.
Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan.
Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican.
Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón.
Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro.

MAMERTO MENAPACE
monje benedictino y escritor

La cuadrilla de mantenimiento....

Estaba una cuadrilla de mantenimiento de rutas de la Provincia de Buenos Aires en plena tarea: limpiando, tapando algún bache, señalizando, etc. -
Al frente  de la misma, se encontraba el célebre De La Ostia y completaban el grupo, Polito; César de Campana; el Perro Heredia y el Facha.
Al llegar la hora del almuerzo, De La Ostia manda tender el mantel en medio de la ruta y preparar todo para sentarse a almorzar.
- ¿En medio de la ruta? -pregunta César de Campana. ¿Y si viene un vehículo? Mejor, pongamos el mantel debajo de aquel árbol, a la sombra.
- No señor -replica De La Ostia. Extiendan el mantel en medio de la ruta...
- Contrariados, tienden el mantel en la ruta.
Ya iban a empezar a comer, cuando ven un auto que viene a alta velocidad. El automovilista divisa a los hombres e intenta frenar pero no lo consigue, así que se desvía y se revienta contra el árbol.
De La Ostia, sereno, tomando de a sorbos una fría limonada, mira al grupo y les dice:
- ¡Incrédulos! Ya ven lo que hubiera pasado si tendíamos el mantel a la sombra debajo de ese árbol?

La Rutina Mata - Rubén Rada & Julia Zenko

https://youtu.be/e7V3COsF480

La chica del Crucero......

Una chica muy atractiva hace un viaje en barco y para que no se le olvidaran las cosas que iba viendo y haciendo, registraba todo en un diario personal.
PRIMER DIA: El capitán del barco me invitó a cenar...
SEGUNDO DIA: Estuve bailando toda la noche con el capitán del barco.
TERCER DIA: Al día siguiente de bailar con el capitán, se me insinuó claramente y le dije definitivamente que no.
CUARTO DIA: el capitán me amenazó que como no me acostara con él, hundía el barco y morirían los más de 500 pasajeros que viajaban en el crucero.
QUINTO DIA: Acabo de salvar a más de 500 personas de morir ahogadas...

Suprema de pollo a la naranja

Plato agridulce muy rico ¡a probarlo!

Ingredientes (1 ración)
1 pechuga de pollo
aceite de oliva
vino blanco
sal y pimienta
fécula de maíz
jugo y ralladura de dos naranjas .

Pasos (30 minutos)
1). Sellar la suprema en un sartén con aceite de oliva, salpimentar;

2). Desglasar con vino blanco para levantar el fondo de cocción, agregar el jugo de naranjas y la ralladura;

3). Cocinar durante 20 minutos, hasta que se reduzca el líquido y la pechuga esté cocida;

4).  Retirar la pechuga, y en el caso que la salsa esté líquida espesar con fécula diluida en un poquito de jugo de naranja frío;

5). Servir la salsa sobre la pechuga;

6). Se puede acompañar con papas Noicet.

Quinteto Pirincho - Milonga del tiempo heroico

http://www.youtube.com/watch?v=AKOR7_hJ6I4

Canto a mí mismo - de Walt Whitman

Me celebro y me canto.
Me entrego al ocio y agasajo a mi alma,
me tiendo a mis anchas a observar
un tallo de hierba veraniega.

Clara y pura es mi alma,
y claro y puro es todo aquello que no es mi alma.
Estoy satisfecho: veo, bailo, me río, canto.
Poseo lo bueno de la tierra y del cielo,
el aire que respiro ha sido destinado a mí
desde la eternidad.

El vaho de mi aliento
mi espiración e inspiración,
los latidos de mi corazón,
el fluir de la sangre y del aire
a través de mis pulmones,
el olor de las hojas verdes y de las hojas secas
de la ribera y de las rocas marinas
de oscuro color,
del heno del granero, el sonido de las palabras,
algunos besos leves, abrazos,
el juego de la luz y de la sombra entre los árboles
cuando se mueven las ramas dóciles,
el gozo de hallarme solo
o en el tumulto de las calles,
o en los campos y en los ribazos de las colinas,
la sensación de la salud perfecta,
el trinar de la luna llena,
mi canto al salir del lecho y saludar al sol.

Nunca ha habido más energía original que ahora,
y jamás habrá más perfección que ahora...
Bienvenidos sean todos mis órganos
y todos mis atributos,
ni una pulgada, ni una partícula de una partícula
de una pulgada es vil,
y ninguna debe ser menos conocida que las otras.

Sé que soy sano y vigoroso
que todos los objetos del universo convergen
y manan hacia mí perennemente,
que todos me traen un mensaje
que debo descifrar.
Sé que soy inmortal,
me río de lo que llamáis muerte.
Existo como soy y eso basta.

Estoy enamorado de mí mismo,
hay tantas cosas en mí tan deliciosas.
Todos los instantes, todos los sucesos
me penetran de alegría.
Creo que una hoja de hierba no es menos
que el trabajo realizado por las estrellas,
que la hormiga es igualmente perfecta,
y que la articulación más insignificante,
y ninguno es más ni menos que yo,
y lo bueno y lo malo que de mí digo,
lo digo de ellos.
Sé que todos los hombres son mis hermanos,
que el amor es el sostén de la creación...

Quien degrada a otro me degrada a mí,
y todo lo que se dice o se hace vuelve al fin a mí.
Encarno a todos los marginados
y a todos los que sufren,
brotan de mí muchas voces largo tiempo mudas:
voces de interminables generaciones
de prisioneros y esclavos
voces de los enfermos y los desesperados,
voces de los seres despreciados.

Me veo en la cárcel con las facciones
de otro hombre,
y experimento su dolor sordo y constante;
no pregunto al enfermo como se siente;
me convierto en él.
Soy el esclavo perseguido, el niño silencioso
de rostro envejecido, el enfermo
que exhala su último suspiro.

Hombre y mujer, quisiera decirte
cuanto te amo pero no puedo,
y quisiera decirte lo que hay en mí
y lo que hay en ti,
pero no puedo, y quisiera decirte
cómo late mi corazón día y noche,
y cuanto sufro, pero no puedo.

Shamhain, el origen de la celebración de Halloween

Halloween: Noche de brujas
Según nuestro calendario del Hemisferio Sur, estamos celebrando el verano, un regreso a la naturaleza, a la luz, a la fertilidad y al renacimiento. Pero, ¿cómo? ¿No es noche de brujas? Como toda celebración transplantada, tiene su significado dado vuelta: mientras ellos se encaminan al invierno, a la oscuridad, a los días más cortos, nosotros, lo contrario. Y entonces, ¿festejamos el regreso a la vida (verano) o el encuentro con la muerte (invierno)?

Significado de Halloween
Es el festival de los ancestros y es también “el Año Nuevo de las Brujas”, el momento en el que la puerta hacia el otro mundo está abierta y los espíritus de los muertos la traspasan para volver a caminar por la tierra. A diferencia de otras, las festividades paganas están en plena consonancia con la naturaleza. Y es que esta celebración del calendario celta se encuentra en un tiempo intermedio entre el Equinoccio de Otoño y el Solsticio de Invierno, el tiempo en que la naturaleza comienza a decaer.

¿Cómo se celebra en el Hemisferio Norte?
Con el encendido de hogueras, como ecos de la pira del sacrificio del rey anual. Estamos ante los portales del invierno, que es el tiempo de hibernación en el cual la vida quedará suspendida por el toque de la Cailleach. Ella es la vieja bruja del invierno, que era conocida en Escocia como Carline, Mag-Moulleach o Bevan y que vivía en la cima de la montaña de Ben Nevis. Fue Kaledonia la tierra dada por Kale, Kali o Cale, llamada también Ker-Cailleach. Su totém era el jabalí. El famoso jabalí de Caledonia no es otra que nuestra vieja bruja, guardiana del portal hacia la oscuridad.
El lugar sagrado para conectarse con las energías de esta época del año es la caverna. Lo ideal sería visitar tumbas prehistóricas, pero igual puede servirnos hacer una recorrida por algunos cementerios, ya que “the tomb is the womb”, como dice Kathy Jones: "La tumba es el vientre del cual volveremos a nacer". El vientre es también el caldero de la madre muerte. Es en esta época del año, en la cual Keridwenn o Cerridwen, la Gran Madre Cerda Blanca está embarazada de las almas de los muertos, que serán paridos en Inbolc (otra de las festividades paganas celebradas por las brujas).
La vieja bruja está presente en muchas leyendas del folklore europeo: Merlín es llevado hacia la muerte por Nimue, la hag; la “Bella Durmiente” se pinchó el dedo en la Rueda del Destino y Blancanieves mordió la manzana de la transformación. Simboliza el viaje de la niñez hacia la madurez sexual.

La bruja, el caldero, los ancestros
Como corresponde a una buena vieja bruja, su animal es el gato negro y sus talismanes el cuchillo en forma de hoz y el caldero. El caldero es también el Cáliz (Cáliz = Kali) y es un símbolo del hexagrama 60 del I Ching, “Ting”, el caldero: La caldera es un recipiente de metal en el que se calienta, se cocina o se cuece –dice Judica Cordiglia en su libro del I Ching-, en una palabra, en la que se hace “hervir”, por lo cual se habla de ella en todos los textos antiguos de magia.
“La caldera de los sacrificios se convierte en emblema de la prosperidad, del buen augurio”. “Ting representa las infinitas posibilidades que la mutación ofrece a la vida activa, a la mente abierta a pensamientos vastos, a las decisiones y las situaciones cotidianas”, una de las cuales es el “rito”. El “ting” nos habla de Abundancia y generosidad ilimitada porque contenía alimento para muchos invitados y a la vez se refiere a una sabiduría sagrada del tiempo y de los hombres, dado que era un objeto ritual. El trípode daba firmeza, felicidad y grandeza.
El ritual que corresponde a esta noche oscura, el período en el que la luz del sol comienza a menguar y los días se hacen más cortos, es precisamente el de los ancestros. Es un buen tiempo para recordarlos, rendirles homenaje y decirles todo aquello que no hayamos podido, mientras estuvieron en la tierra. Es una buena tarea, también, celebrar ritos para enviar luz a las almas desencarnadas que están a mitad de camino y no pueden trascender hacia los planos superiores.
Y es también un buen tiempo para aprender a morir, dejando ir todo lo que ya no nos sirve, todo lo falso y lo ilusorio que no nos permite avanzar e interfiere en nuestra vida.

El Tiempo de los Muertos, en México
En México, la festividad del Día de Muertos coincide con la del calendario celta por una razón simple: ambas culturas, aunque lejanas en distancia, proceden del Hemisferio Norte y comparten en común la sabiduría del ciclo de las estaciones, honrados desde épocas matriarcales.
Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.
El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la "Dama de la Muerte" (actualmente relacionada con la “Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada) y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos. Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos.
La Tierra de los Muertos era conocida como el Mictlán y el camino para llegar allí era muy tortuoso y difícil, pues para llegar a él las almas debían transitar por distintos lugares durante cuatro años. Luego de este tiempo, las almas llegaban al Chicunamictlán, lugar donde descansaban o desaparecían las almas de los muertos. Para recorrer este camino, el difunto era enterrado con un perro llamado Xoloitzcuintle, el cual le ayudaría a cruzar un río y llegar ante Mictlantecuhtli, a quien debía entregar, como ofrenda, atados de teas y cañas de perfume, algodón (ixcátl), hilos colorados y mantas. Quienes iban al Mictlán recibían, como ofrenda, cuatro flechas y cuatro teas atadas con hilo de algodón, una para cada dirección.

Por Sandra Román, Sacerdotisa de Avalon

jueves, 30 de noviembre de 2017

El dragón - Ray Bradbury

La noche soplaba en el escaso pasto del páramo. No había ningún otro movimiento. Desde hacía años, en el casco del cielo, inmenso y tenebroso, no volaba ningún pájaro. Tiempo atrás, se habían desmoronado algunos pedruscos convirtiéndose en polvo. Ahora, sólo la noche temblaba en el alma de los dos hombres, encorvados en el desierto, junto a la hoguera solitaria; la oscuridad les latía calladamente en las venas, les golpeaba silenciosamente en las muñecas y en las sienes.
Las luces del fuego subían y bajaban por los rostros despavoridos y se volcaban en los ojos como jirones anaranjados. Cada uno de los hombres espiaba la respiración débil y fría y los parpadeos de lagarto del otro. Al fin, uno de ellos atizó el fuego con la espada.
—¡No, idiota, nos delatarás!
—¡Qué importa! —dijo el otro hombre—. El dragón puede olernos a kilómetros de distancia. Dios, hace frío. Quisiera estar en el castillo.
—Es la muerte, no el sueño, lo que buscamos…
—¿Por qué? ¿Por qué? ¡El dragón nunca entra en el pueblo!
—¡Cállate, tonto! Devora a los hombres que viajan solos desde nuestro pueblo al pueblo vecino.
—¡Que se los devore y que nos deje llegar a casa!
—¡Espera, escucha!
Los dos hombres se quedaron quietos.
Aguardaron largo tiempo, pero sólo sintieron el temblor nervioso de la piel de los caballos, como tamboriles de terciopelo negro que repicaban en las argollas de plata de los estribos, suavemente, suavemente.

         —Ah… —el segundo hombre suspiró—. Qué tierra de pesadillas. Todo sucede aquí. Alguien apaga el Sol; es de noche. Y entonces, y entonces, ¡oh, Dios, escucha! Dicen que este dragón tiene ojos de fuego y un aliento de gas blanquecino; se le ve arder a través de los páramos oscuros. Corre echando rayos y azufre, quemando el pasto. Las ovejas aterradas, enloquecen y mueren. Las mujeres dan a luz criaturas monstruosas. La furia del dragón es tan inmensa que los muros de las torres se conmueven y vuelven al polvo. Las víctimas, a la salida del Sol, aparecen dispersas aquí y allá, sobre los cerros. ¿Cuántos caballeros, pregunto yo, habrán perseguido a este monstruo y habrán fracasado, como fracasaremos también nosotros?

         —¡Suficiente, te digo!

         —¡Más que suficiente! Aquí, en esta desolación, ni siquiera sé en que año estamos.

         —Novecientos años después de Navidad.

         —No, no —murmuró el segundo hombre con los ojos cerrados—. En este páramo no hay Tiempo, hay sólo Eternidad. Pienso a veces que si volviéramos atrás, el pueblo habría desaparecido, la gente no habría nacido todavía, las cosas estarían cambiadas, los castillos hno tallados aún en las rocas, los maderos no cortados aún en los bosques; no preguntes cómo sé; el páramo sabe y me lo dice. Y aquí estamos los dos, solos, en la comarca del dragón de fuego. ¡Que Dios nos ampare!

         —¡Si tienes miedo, ponte tu armadura!

         —¿Para qué? El dragón sale de la nada; no sabemos dónde vive. Se desvanece en la niebla; quién sabe a dónde va. Ay, vistamos nuestra armadura, moriremos ataviados.

         Enfundado a medias en el corselete de plata, el segundo hombre se detuvo y volvió la cabeza.

         En el extremo de la oscura campiña, henchido de noche y de nada, en el corazón mismo del páramo, sopló una ráfaga arrastrando ese polvo de los relojes que usaban polvo para contar el tiempo. En el corazón del viento nuevo había soles negros y un millón de hojas carbonizadas, caídas de un árbol otoñal, más allá del horizonte. Era un viento que fundía paisajes, modelaba los huesos como cera blanda, enturbiaba y espesaba la sangre, depositándola como barro en el cerebro. El viento era mil almas moribundas, siempre confusas y en tránsito, una bruma en una niebla de la oscuridad; y el sitio no era sitio para el hombre y no había año ni hora, sino sólo dos hombres en un vacío sin rostro de heladas súbitas, tempestades y truenos blancos que se movían por detrás de un cristal verde; el inmenso ventanal descendente, el relámpago. Una ráfaga de lluvia anegó la hierba; todo se desvaneció y no hubo más que un susurro sin aliento y los dos hombres que aguardaban a solas con su propio ardor, en un tiempo frío.

         —Mira… —murmuró el primer hombre—. Oh, mira, allá.

         A kilómetros de distancia, precipitándose, un cántico y un rugido: el dragón.

         Los hombres vistieron las armaduras y montaron los caballos en silencio. Un monstruoso ronquido quebró la medianoche desierta y el dragón, rugiendo, se acercó y se acercó todavía más. La deslumbrante mirilla amarilla apareció de pronto en lo alto de un cerro y, en seguida, desplegando un cuerpo oscuro, lejano, impreciso, pasó por encima del cerro y se hundió en un valle.

         —¡Pronto!

         Espolearon las cabalgaduras hasta un claro.

         —¡Pasará por aquí!

         Los guanteletes empuñaron las lanzas y las viseras cayeron sobre los ojos de los caballos.

         —¡Señor!

         —Sí; invoquemos su nombre.

         En ese instante, el dragón rodeó un cerro. El monstruoso ojo ambarino se clavó en los hombres, iluminando las armaduras con destellos y resplandores bermejos. Hubo un terrible alarido quejumbroso y, con ímpetu demoledor, la bestia prosiguió su carrera.

         —¡Dios misericordioso!

         La lanza golpeó bajo el ojo amarillo sin párpado y el hombre voló por el aire. El dragón se le abalanzó, lo derribó, lo aplastó y el monstruo negro lanzó al otro jinete a unos treinta metros de distancia, contra la pared de una roca. Gimiendo, gimiendo siempre, el dragón pasó, vociferando, todo fuego alrededor y debajo: un sol rosado, amarillo, naranja, con plumones suaves de humo enceguecedor.

         —¿Viste? —gritó una voz—. ¿No te lo había dicho?

         —¡Sí! ¡Sí! ¡Un caballero con armadura! ¡Lo atropellamos!

         —¿Vas a detenerte?

         —Me detuve una vez; no encontré nada. No me gusta detenerme en este páramo. Me pone la carne de gallina. No sé que siento.

         —Pero atropellamos algo.

         El tren silbó un buen rato; el hombre no se movió. Una ráfaga de humo dividió la niebla.

         —Llegaremos a Stokely a horario. Más carbón, ¿eh, Fred?

         Un nuevo silbido, que desprendió el rocío del cielo desierto. El tren nocturno, de fuego y furia, entró en un barranco, trepó por una ladera y se perdió a lo lejos sobre la tierra helada, hacia el norte, desapareciendo para siempre y dejando un humo negro y un vapor que pocos minutos después se disolvieron en el aire quieto.

Los chicos que atentaron contra Julio A. Roca

En el verano de 1891, tres adolescentes se apostaron a dos cuadras de la Casa Rosada y dispararon al carruaje en que pasaba el entonces ministro de Interior; estuvo involucrado un hermano de Alfredo Palacios. 
Por Daniel Balmaceda.  Para LA NACION.

Como tantos otros inmigrantes, la familia Zambrizzi arribó a nuestro país atraída por la promesa de trabajo y progreso. Llegaron en 1889 desde el pueblo de Tizano, en Lombardía, Italia, y se instalaron en Barracas.
La situación política del país era compleja y se vivía una crisis económica. En 1890 se produjo la Revolución del Parque, que tuvo dos grandes consecuencias: el nacimiento de la Unión Cívica Radical y la renuncia del entonces presidente Miguel Juárez Celman, quien fue reemplazado por Carlos Pellegrini.

Tomás, hijo de José Zambrizzi, de oficio carrero, consiguió un trabajo como aprendiz en una talabartería de la calle Artes (actual Pellegrini) y Tucumán. Tenía 14 años. Durante una de las comidas cotidianas que se hacían en el negocio para ahorrar, uno de los comensales comentó que alguien debería matar a Roca por ser el causante de los males económicos del país y por haber provocado la renuncia de Juárez Celman para acumular poder.
El comentario no pasó desapercibido para el joven Zambrizzi, quien siguió escuchando atento al interlocutor que, muy convencido, agregó que lo ideal sería que el asesinato lo cometiera un menor porque, en caso de ser apresado, los “cívicos” conseguirían su libertad y hasta, tal vez, le pagaran.
Tomás comentó esta idea con su hermano (se llamaba Eduardo) y con su amigo Octavio Palacios, hermano de Alfredo Palacios. Los tres comenzaron a urdir un plan.

Lo que parecía una travesura de chicos empezó a tomar otro tenor cuando Leandro Alem, uno de los fundadores de la Unión Cívica Radical, recibió en su casa una carta anónima en la que se le pedía un consejo sobre cómo matar a Roca. Alem desestimó la carta por considerarla obra de algún loco. Mientras Alem no se tomaba en serio el asunto, los hermanos Zambrizzi y Palacios lograron comprar un revólver Bull-dog 9 milímetros.
El 19 de febrero de 1891, pasadas las seis de la tarde, el ministro de Interior, general Julio A. Roca, se retiró de la Casa de Gobierno luego de una larga reunión de gabinete. Subió a su carruaje victoria junto con Gregorio Soler y tomaron la calle 25 de Mayo hacia el norte. Al llegar a Cangallo (actual Perón), se escuchó un disparo. Roca le informó a Soler que lo habían herido. Pero no fue así. El proyectil perforó el panel trasero del carruaje, ingresó a la caja, atravesó el forro de crin del asiento y se amortiguó entre los resortes del respaldo. Apenas lastimó la espina dorsal del ministro.
Roca bajó del carruaje, desenvainó el estoque que portaba y comenzó a correr como pudo al agresor. Unos policías detuvieron a Tomás, quien había cumplido quince años el 25 de diciembre. Aunque se encarceló a veintiséis personas y hasta se decretó el estado de sitio en la ciudad, sólo tres quedaron detenidos: los chicos Zambrizzi y Palacios.
Tomás y Eduardo Zambrizzi fueron liberados el 5 de junio, también Octavio Palacios, y luego sobreseídos por el juez Saavedra, en cuya sentencia argumentó que estaban exentos de responsabilidad y sanción en razón de su edad.
El carruaje victoria en el que viajaba Roca aquel 19 de febrero aún se conserva en el Complejo Museográfico Enrique Udaondo de la ciudad de Luján. En el coche, aunque restaurado, se puede ver el impacto de la bala que disparó un niño al que le habían llenado la cabeza de falsos ideales...

(Jorge L. Icardi, Reportero Internacional...)

Síndrome de Sjögren

¿Qué es?
El síndrome de Sjögren es una enfermedad que afecta las glándulas que producen humedad. A menudo causa resequedad en la boca y en los ojos.
?Los síntomas principales del síndrome de Sjögren son resequedad en los ojos y la boca, aunque también puede causar resequedad en otras partes que necesitan estar húmedas, tales como la nariz, la garganta y la piel.
 La mayoría de las personas con el síndrome de Sjögren tiene más de 40 años y nueve de cada 10 son mujeres.

?El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmunitaria. En el caso del síndrome de Sjögren, el sistema inmunológico ataca las glándulas que producen lágrimas y saliva.
?Los médicos diagnostican el síndrome de Sjögren mediante el uso de antecedentes médicos, examen físico, algunos exámenes de los ojos y la boca, y análisis de sangre.
?El tratamiento es diferente para cada persona y depende de qué partes del cuerpo se ven afectadas, y tiene como propósito principal eliminar los síntomas.
?Vivir con el síndrome de Sjögren puede ser más fácil con el buen cuidado de los ojos y de la boca, protección de la voz y saber qué medicamentos causan resequedad.
El síndrome de Sjögren (se pronuncia chogren) también es una enfermedad reumática, que puede afectar a:
a). Las articulaciones.
b). Los tendones.
c). Los ligamentos.
d). Los huesos.
e). Los músculos.
Las señales y síntomas de las enfermedades reumáticas pueden incluir:
?enrojecimiento o calentamiento
?inflamación
?dolor
?pérdida de su función.

Síndrome de Sjögren primario frente al síndrome de Sjögren secundario
Los médicos describen dos tipos de síndrome de Sjögren:
?El tipo primario: ocurre si no se tiene otra enfermedad reumática.
?El tipo secundario: ocurre si ya tiene otra enfermedad reumática, como la artritis reumatoidea (RA, por sus siglas en inglés), el lupus eritematoso sistémico (SLE, por sus siglas en inglés), la esclerodermia o la polimiositis.

Síntomas
La resequedad de la boca y los ojos es el síntoma más común de este síndrome.
a). Síntomas oculares:
• Ardor en los ojos
•Sensación de que algo está en el ojo
b). Síntomas de la boca y la garganta:
• Dificultad para deglutir o comer
• Pérdida del sentido del gusto
•Dificultad para hablar
•Saliva espesa o en hilos
•Dolor o úlceras bucales
• Ronquera
Otros síntomas pueden abarcar:
• Fatiga
•Fiebre
•Cambio en el color de las manos o de los pies
• Dolor articular o inflamación articular
• Ganglios inflamados

 Pruebas y exámenes   
Un examen físico revela ojos y boca resecos. Pueden presentarse úlceras bucales debido a dicha resequedad de la boca.

Exámenes:
• Examen de Schirmer
•Examen de anticuerpos antinucleares (AAN) positivo
• Biopsia de glándulas salivales
• Factor reumatoideo (posible)
• Examen de las lágrimas
• Examen con lámpara de hendidura con tinción de rosa de bengala

 Tratamiento   
El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. La resequedad en los ojos se puede tratar con lágrimas artificiales, ungüentos lubricantes para los ojos o ciclosporina líquida. Se pueden colocar tapones diminutos en los conductos de drenaje de las lágrimas para ayudar a que éstas permanezcan sobre la superficie del ojo.
Los fármacos modificadores de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés) similares a los usados para la artritis reumatoidea pueden mejorar los síntomas del síndrome de Sjögren. Éstos incluyen fármacos inhibidores del factor de necrosis tumoral (FNT).
Tomar un poquito de agua a lo largo del día y masticar goma de mascar sin azúcar puede ayudar a aliviar la resequedad en la boca. Evite los medicamentos que puedan causar resequedad en la boca, como los antihistamínicos y los descongestionantes. Evite también el alcohol.
Consultar con el odontólogo acerca de:
•Soluciones para reponer minerales en los dientes
•Sustitutos de la saliva
•Fármacos que les ayuden a las glándulas salivales a producir más saliva
El cepillado frecuente de los dientes, el uso de hilo dental y las revisiones dentales periódicas pueden prevenir las caries dentales severas causadas por la resequedad de la boca.
Los síntomas de artritis comúnmente se tratan con antinflamatorios no esteroides (AINES) y fisioterapia.

 Pronóstico   
La enfermedad por lo general no es potencialmente mortal y el pronóstico depende de qué otras enfermedades tenga usted.
Existe un aumento del riesgo de linfoma.

Posibles complicaciones   
• Insuficiencia renal (rara)
•Linfoma
•Infección pulmonar
•Vasculitis (rara)

Fuente: http://www.funsepa.net/medlineplus/spanish/ency/article/000456.htm